¿Qué es el SNIP?) Financiamiento externo de la Inversión Sistema de Información de Preinversión Sistema de Capacitación
El Programa de Inversión Pública
Políticas y Estrategias
Comité Técnico de Inversiones
Documentos
Cooperación Externa
Sistema de Preinversión
Contáctenos
 
Residencial Los Robles, Edificio MIFIC.Costado Este Hotel Intercontinental Metrocentro

 
Tel.: (505) 2267-0146
Fax
: (505) 2267-5331
 
 

webmaster@snip.gob.ni

Web Mail

 
 
Visitas:
  Noticias
 
      Las metodologías de preinversión: “una guía para nuestro trabajo”
 
 

Con el taller de capacitación en el uso y aplicación de la metodología de preinversión para proyectos de infraestructura vial, la Dirección General de Inversión Pública (DGIP) completó un ciclo de seis encuentros dirigidos a los equipos responsables de formular las iniciativas (programas y proyectos) de inversión pública.

En total participaron 35 personas en cada taller para un total de 210 funcionarios públicos apropiados de la metodología de sus respectivos sectores: energía, salud, educación, agua y de infraestructura vial.

La DGIP editó y publicó este año seis metodologías de pre inversión con las cuales se aporta a la calidad y sostenibilidad de las inversiones públicas. De estas seis metodologías, una es general para todas las iniciativas de inversión, y las otras dirigidas a cada sector: educación, agua, salud, energía e infraestructura vial.

Roger Vega, director de Pre inversión de la DGIP explicó que las metodologías permiten estudiar mejor a nivel de perfil los proyectos, con información de calidad y con menos incertidumbre. También expresó que estos documentos cuentan con la inclusión de la variable de riegos de desastre, como algo que es integral al proceso de identificar, formular y evaluar un proyecto.

Además, brinda los pasos para realizar el análisis integral del área o ámbito del proyecto, que incluye diagnóstico tanto de la situación actual y del área de influencia y de la población beneficiada.

“Estas metodologías reconocen que sólo a través de una buena identificación de la problemática y de una buena estructuración es que se puede obtener una solución adecuada. Por eso es que las metodologías plantean en tres grandes procesos esta labor de formular y evaluar proyectos: el proceso de identificación, de formulación y evaluación con el fin de asegurar la eficacia y eficiencia del proceso de inversión pública”, agregó el funcionario de la DGIP.

 

 
      Hablan los participantes
 

      Los talleres de capacitación generaron entre los participantes momentos de reflexión para apropiarse de los contenidos expuestos en cada metodología.

 
 
   

“La exposición puntualizó las diferentes herramientas que son contempladas a la hora de evaluar o redactar un proyecto y trajo a nuestra atención la necesidad de coordinarnos, no solamente entre nosotros como ministerio sino con el resto de instituciones gubernamentales, incluyendo la sociedad misma. Eso es lo que más me llamó la atención”, expresó Carlos Jiménez, del Ministerio de Transporte e Infraestructura.

Jiménez de profesión economista agregó que ahora tiene una nueva manera de pensar y de ver el proyecto que incluye el impacto que produce en el estilo de vida y bienestar de la población influenciada. “El proyecto de infraestructura vial por sí solo no compone la totalidad del elemento progreso, es una parte, ese todo se complementa con la coordinación, colaboración y gestión con las otras instituciones, es lo que más me cautivó”, agregó Jiménez una vez concluido el taller de capacitación.

 
 
   

Para Velki Quirós, ingeniera civil y miembro del equipo de planificación de ENACAL, la metodología del sector agua representa una guía que la conduce paso a paso en los procedimientos a tomar en cuenta cuando presentan una iniciativa para obtener el dictamen técnico de la DGIP.

También comentó que antes miraba el proyecto sólo como una obra ingenieril. “Ahora nos enfocamos más en el diagnóstico de la población beneficiaria: cómo vive, qué está pasando con ellos, qué tipo de población es, cuál es su modo de vida, sus necesidades de consumo de agua: si es básico, para cultivo, industrial o para viveros. Vemos todo el enfoque de beneficios, no solo de tener el agua sino también la parte de salud, de mejorar la parte productiva, por ejemplo”.

 
 
   

Por su parte Víctor Soto Gonzalez, analista económico del Ministerio de Energía y Minas, expresó que la metodología dirigida a este sector indica los elementos básicos y fundamentales que deben ser incluidos en los proyectos de índole social.

 
 
   

Carlos Núñez, ingeniero de proyecto de EAAI, comentó que la capacitación y la metodología le aportan nuevos conocimientos para formular y evaluar proyectos, principalmente en aspectos como riesgos y vulnerabilidad. “Me abre una nueva forma de ver y hacer los proyectos según la ciencia que utiliza el SNIP, me parece muy interesante todo lo que se ha dicho”.

 
 
   

En cambio, Anthony Cardoza, asistente financiero de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI) valoró que la metodología dirigida a infraestructura les permite tomar en cuenta aspectos que anteriormente no se pensaban, “por ejemplo, los riesgos que son muy importantes porque a través de ellos nosotros vamos a mantener el nivel de seguridad”, señaló Cardoza.

 
 
 

Dirección General de Inversión Pública (DGIP) - Ministerio de Hacienda y Crédito Público